La clave de los mapas mentales: simplificar

Home » curso de mapas » La clave de los mapas mentales: simplificar

La clave de los mapas mentales: simplificar

Leyendo a Primo Levi, en “Los hundidos y los salvos”, encuentro una de las claves de los Mapas Mentales y Conceptuales. Dice: Comprender es simplificar! Sin una profunda simplificación el mundo que nos rodea seria un embrollo infinito e indefinido que desafiaría nuestra capacidad de orientación y de decidir nuestras acciones. Estamos obligados a reducir a un esquema lo que es posible conocer. A este fin conduce el lenguaje y el pensamiento conceptual.

También hay que simplificar la historia -continua Levi- así los  historiadores no coincidan en muchos aspectos, pero es imprescindible dividir entre  nosotros y ellos, amigo y  enemigo; es una tendencia maniquea a huir de la complejidad, reducir los hechos humanos a conflictos y los conflictos a combates: Esparta y Atenas, Roma y Cartago. Por eso es tan importante el futbol, el beisbol, el boxeo: Un vencido y un vencedor. El empate deja sabor a engaño. Los buenos siempre deben ganar sino el mundo estaría subvertido.

Comprender es simplificar!

“Pero en un campo de concentración las cosas no son simples. Allí no hay blanco y negro, verdugo y victima. Todo es gris. El mundo no es descifrable. El enemigo no está afuera sino en todas partes. No hay un ‘nosotros’  las fronteras son confusas sin solidaridad. Solo agresión”.

Entonces el deseo de simplificación esta justificado. La  simplificación no siempre lo está. Es una hipótesis de trabajo útil cuando no se confunde con la realidad porque los fenómenos generalmente no son simples.

Primo Levi fue un sobreviviente de los Campos de Concentración Nazi -Auswitch- y estuvo el resto de su vida, durante cuarenta años tratando de simplificar el horror que vivió allí, sin conseguirlo. Pero ojo! Esos campos de concentración no están lejos -allá en la antigua Alemania del tercer Reich-. Pueden estar acá, en nuestra vida cotidiana, en el trasfondo de los  innumerables vericuetos que se entremezclan en la vida familiar, laboral, urbana, política… en fin.

Pero salgamos de estas honduras y volvamos a lo nuestro: un mapa mental es un esfuerzo por simplificar. Y se trata de eso. También nos lo recuerda a cada momento el recién desaparecido Steve Jobs: Reducir la complejidad de la tecnología a algo simple que ayude a simplificar la vida.