Los mapas mentales y el miedo (3)

Home » curso de mapas » Los mapas mentales y el miedo (3)

Los mapas mentales y el miedo (3)

En la entrega anterior hablábamos de hacer la prueba de un mapa mental con un propósito claro: levantarme todos los días a las 6:00 am y hacer 30 minutos de ejercicio.

Tenemos un cerebro desentrenado, sin disciplina, automático, perezoso. Nuestra vida cambiaria si tuviéramos el control de nuestra mente a través de un mapa claro de las actividades y la rutas por las que deseo moverme, porque muchos de nuestros fracasos se deben a que dejo cosas al azar, por ejemplo, el manejo de nuestro dinero. No hago cuentas, lo que ingresa es lo que gasto. Los primeros días después del pago del sueldo estoy gastando y los últimos, estoy pidiendo prestado. El uso desordenado de la tarjeta de Crédito, etc.

Puedo hacer un mapa mental de mi vestuario y tener distribuidos los zapatos, camisas, chaquetas que combinen y la noche anterior planear que ropa me pongo mañana según el efecto que quiera causar en las personas con las que me voy a rodear. Pej, si tengo una entrevista, ponerme mi corbata azul que tan buen efecto causa en las otras personas. O si tengo un encuentro con mujeres o con hombres, vestirme de tal manera que cause el mejor impacto.

Hacer un mapa mental de nuestro plan de meditaciones. Sobre que quiero meditar hoy, esta semana. Que libro leer. Al hacer un mapa la mente se pone en movimiento y en vez del azar voy ejerciendo un dominio claro sobre mis emociones. Si esta semana voy a tener una serie de encuentros con mi jefe, entonces voy a meditar sobre estos temas. O si esta semana están programados los exámenes en la universidad, voy a concentrarme en tal o cual tema y voy a intensificar mi plan de ejercicios físicos y la alimentación.

Algunos dirán que es demasiado trabajo, pero están equivocados. Es simplemente hacer una lista y un clic. Eso es todo. Automáticamente se hará un mapa usando mindmanager. Luego puedo comenzar a trabajar un poco mas ese mapa añadiéndole imágenes, colores, etc. Y mi vida comenzara a cambiar. Seré mas eficiente, seré mas feliz, las cosas me funcionaran mejor.

Nos vemos en la próxima entrega. Hasta entonces.